Tumores neuroendocrinos

Los tumores neuroendocrinos (TNE) suelen presentarse más frecuentemente en el tracto gastrointestinal. En muchos pacientes, la enfermedad puede ser asintomática y en otros puede darse una producción elevada y anómala de hormonas que modifican el funcionamiento del organismo pudiendo provocar problemas digestivos, pérdida de peso y rubor o sensación transitoria de calor (enrojecimiento cutáneo y sofocos).

 

Debido a su diversidad y a su lenta evolución, con remisiones y recidivas durante un periodo a veces demasiado largo (varios años o incluso decenios), los TNE suelen requerir tratamientos variados. Durante la vida de un paciente que padece un tumor neuroendocrino este puede recibir 3 o 4 tipos de tratamientos diferentes, o incluso más.

Los tratamientos principales son:

  • La cirugía, que permite extirpar el tumor o, en el caso de tumores que se presentan de forma diseminada, disminuir su volumen. Es una intervención importante. La opción quirúrgica debe ser una posibilidad a debatir en las reuniones multidisciplinares de los expertos en patología.
  • La quimioterapia se administra de forma discontinua, por ciclos, con el objetivo de eliminar las células tumorales. Se puede utilizar como tratamiento independiente o combinado con la cirugía.
  • La embolización (obstrucción de una arteria para detener el flujo de sangre al tumor y favorecer la necrosis) y la radiofrecuencia se utilizan de forma muy puntual, especialmente durante las intervenciones locales en zonas tumorales hepáticas.
  • Los análogos de la somatostatina (equivalentes sintéticos de la hormona somatostatina) suelen utilizarse como tratamiento continuo.
  • Las terapias dirigidas
  • Radioterapia interna dirigida que se fija sobre los receptores de la somatostatina

En determinados casos, en los que el tumor no provoca síntomas, que no crece (o lo hace muy lentamente) y que no se puede extirpar por completo, los pacientes no reciben ningún tratamiento médico ni quirúrgico, simplemente se les hace un seguimiento y pruebas analíticas, radiológicas y clínicas. Independientemente de que el tumor se trate o no, los pacientes necesitan someterse a un seguimiento frecuente realizado por las diferentes especialidades en los centros de atención especializada, encargados de los TNE.

Cada año se diagnostican ~2000 casos nuevos de TNE-GEP en España

Se producen unos 3-5 casos nuevos por cada 100 000 habitantes1

La media de edad en el momento del diagnóstico es aproximadamente de 65 años2

Fuentes :

http://www.tne-infos.fr/

http://www.cancer.ca/fr-ca/cancer-information/cancer-type/neuroendocrine/neuroendocrine-cancer/types-of-tumours/gastrointestinal-neuroendocrine-tumours/?region=qc#Signes_symptômes

SEOM clinical guidelines for the diagnosis and treatment of gastroenteropancreatic neuroendocrine neoplasms (GEP-NENs) 2014. Clin  Trans1 Oncol (2014) 16:1025-1034

2 Lepage C, Bouvier AM, Phelip JM, Hatem C, Vernet C, Faivre J. Incidence and management of malignant digestive endocrine tumours in a well defi ned French population. Gut 2004; 53(4):549-53

Última actualización 29/11/2016