Tumores neuroendocrinos

Los tumores neuroendocrinos (TNE) suelen presentarse más frecuentemente en el tracto gastrointestinal. En muchos pacientes, la enfermedad puede ser asintomática y en otros puede darse una producción elevada y anómala de hormonas que modifican el funcionamiento del organismo pudiendo provocar problemas digestivos, pérdida de peso y rubor o sensación transitoria de calor (enrojecimiento cutáneo y sofocos).

 

Definición

Las células endocrinas están presentes en todo el cuerpo y pueden provocar tumores neuroendocrinos (TNE) en muchos órganos. Aproximadamente en el 60 % de los casos los TNE se generan en el aparato digestivo o tracto gastroenteropancreático (TNE-GEP). Pueden localizarse a lo largo de todo el tubo digestivo, desde el esófago hasta el recto, pasando por el colon y el páncreas. En la enfermedad avanzada, estos tumores se extenderán fundamentalmente al hígado.

Las células tumorales de los TNE presentan características comunes a las de las células nerviosas y endocrinas (como la capacidad de secretar hormonas), por eso se denominan «tumores neuroendocrinos».

 

Síntomas y consecuencias para la salud

Muchos de los tumores neuroendocrinos no producen ningún síntoma clínico debido a su pequeño tamaño o a que no producen hormonas; cuando sí causan síntomas, éstos varían en función del órgano afectado. Los TNEs son en general de evolución lenta (varios años) en comparación a otros tipos de cánceres.

 

Síntomas causados por el crecimiento del tumor

Pese a estar formados por células de origen endocrino, la mayoría de los TNE digestivos no provocan una hipersecreción hormonal y por lo tanto, ningún síntoma clínico. Estos tumores denominados “no funcionantes” solo se detectan cuando adquieren un volumen importante y provocan diversos síntomas:

  • dolor o molestias abdominales,
  • hinchazón,
  • estreñimiento,
  • oclusión intestinal,
  • presencia de sangre en las heces,
  • náuseas o vómitos,
  • pérdida de peso,
  • ictericia.

 

Síntomas causados por la producción hormonal del tumor

Algunos TNE digestivos secretan una cantidad excesiva de hormonas que provocan problemas diversos, como:

  • diarrea,
  • pérdida de peso,
  • deshidratación,
  • enrojecimiento cutáneo y sofocos,
  • sibilancias,
  • palpitaciones.

 

Factores de riesgo

La mayoría de las personas que padecen un tumor neuroendocrino no presenta ningún factor de riesgo identificable. En algún caso raro, los TNE digestivos forman parte de una enfermedad hereditaria, en cuyo caso se habla de síndrome de predisposición, con una posible asociación a otros tumores. El más común de estos síndromes es la neoplasia endocrina múltiple de tipo 1 (MEN1), que incluye esencialmente a los tumores del páncreas, hipófisis y glándulas paratiroides y suprarrenales.

 

Incidencia

Los tumores neuroendocrinos (TNE) son poco frecuentes, con una incidencia de 3 a 5 casos nuevos por cada 100 000 personas. Aparecen con más frecuencia en personas de edad avanzada que en jóvenes, con una media de edad en el momento del diagnóstico aproximadamente de 65 años, y afectan a los varones tanto como a las mujeres.

Cada año se diagnostican ~2000 casos nuevos de TNE-GEP en España

Se producen unos 3-5 casos nuevos por cada 100 000 habitantes1

La media de edad en el momento del diagnóstico es aproximadamente de 65 años2

Fuentes :

http://www.tne-infos.fr/

http://www.cancer.ca/fr-ca/cancer-information/cancer-type/neuroendocrine/neuroendocrine-cancer/types-of-tumours/gastrointestinal-neuroendocrine-tumours/?region=qc#Signes_symptômes

SEOM clinical guidelines for the diagnosis and treatment of gastroenteropancreatic neuroendocrine neoplasms (GEP-NENs) 2014. Clin  Trans1 Oncol (2014) 16:1025-1034

2 Lepage C, Bouvier AM, Phelip JM, Hatem C, Vernet C, Faivre J. Incidence and management of malignant digestive endocrine tumours in a well defi ned French population. Gut 2004; 53(4):549-53

Última actualización 29/11/2016