Cáncer de próstata

El cáncer de próstata es el tipo de cáncer más frecuente en el varón de más de 50 años y constituye la segunda causa de muerte por cáncer después del de pulmón, con aproximadamente 899.000 nuevos casos al año en el mundo.

Es una enfermedad heterogénea que puede manifestarse con un amplio espectro de agresividad, desde indolente a rápidamente progresiva. Antes de la introducción del cribado con PSA en los años 90, muchos hombres presentaban una forma de la enfermedad avanzada, a menudo metastásica. El test con PSA facilitó la detección de cáncer de próstata en estadios muy precoces.

 

Definición

El cáncer de próstata se genera por la proliferación de células anómalas en la próstata.

La próstata es una glándula (conjunto de células cuya finalidad es producir y liberar sustancias químicas utilizadas por el organismo) que existe únicamente en el varón. Es un órgano interno que se encuentra en la pelvis situado detrás del pubis, delante del recto e inmediatamente por debajo de la vejiga. Envuelve y rodea la primera porción de la uretra (conducto que transporta la orina desde la vejiga al exterior), atravesándola en toda su longitud (uretra prostática).

Estas características anatómicas hacen fácilmente entendible que todos aquellos cambios y procesos patológicos tanto benignos como malignos que se produzcan en esta glándula van a provocar alteraciones más o menos notables en la forma de evacuar la orina (micción).

La próstata interviene en la producción del líquido seminal que, junto con los espermatozoides, forma el esperma. Las hormonas masculinas, especialmente la testosterona, favorecen el desarrollo del cáncer al actuar sobre la multiplicación de las células cancerosas.

 

Síntomas y consecuencias para la salud

El cáncer de próstata, como una gran parte de los tumores malignos, no va a causar ninguna alteración perceptible por el paciente en las fases iniciales de la enfermedad.

La evolución del cáncer de próstata es relativamente lenta. Los primeros estadios suelen ser asintomáticos y aparte de algunas molestias urinarias que se pueden atribuir al aumento del grosor de la próstata debido a la edad, la enfermedad puede permanecer oculta durante varios años.

No obstante, hay síntomas urinarios que permiten hacer sospechar de un cáncer de próstata:

  • Urgencia miccional: imperiosidad miccional o incluso pérdida involuntaria de la orina.
  • Aumento de la frecuencia de orinar, tanto por el día como por la noche (nicturia).
  • Disuria: dolor y escozor durante la micción (micción dolorosa).
  • Retraso en el inicio de la micción y disminución de la fuerza del chorro miccional o intermitencia del mismo.
  • En ocasiones la uretra se obstruye por el tumor y aparece retención urinaria (obstrucción).
  • Goteo posmiccional.
  • Sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga.

En un estadio más avanzado pueden aparecer otros síntomas, como el dolor óseo.

 

Factores de riesgo

Aunque actualmente las causas del cáncer de próstata se desconocen, existen varios factores de riesgo que parecen favorecer su aparición:

  • La edad. El cáncer de próstata no se suele dar antes de los 40 años y lo más común es que se diagnostique a partir de los 70 años.
  • Los antecedentes familiares. El tipo familiar, el cáncer de próstata que se da al menos en dos familiares de 1er grado (padre, hermano) o de 2o grado (abuelo, tío) representa el 20 % de los casos, mientras que el tipo hereditario (al menos 3 casos de cáncer de próstata en familiares de 1er o de 2o grado) representa el 5 % de los casos de esta enfermedad.
  • El origen étnico y el lugar geográfico. El número de casos de cáncer de próstata es mucho más elevado en los países de África, Europa del Norte y América del Norte, mientras que la incidencia es menor en los países del sur y este de Asia.

 

Incidencia

En Europa y en América del Norte se estima que uno de cada seis varones padecerá cáncer de próstata a lo largo de su vida. El cáncer de próstata causa más de 80 000 muertes anuales en Europa. Aunque la tasa de mortalidad de la enfermedad tiende a disminuir (la tasa de supervivencia a los 5 años es de alrededor del 83,4 %), su incidencia está aumentando significativamente, especialmente debido al envejecimiento de la población.

Es el cáncer más frecuente en los varones de más de 50 años.

Es la segunda causa de muerte por cáncer en hombres.

Se suele diagnosticar a partir de los 70 años.

Fuentes :

http://www.e-cancer.fr/Professionnels-de-sante/Veille-bibliographique/Nota-Bene-Cancer/NBC-209/Dossier-LUT101/Interpretation-of-EUROCARE-5

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1470204513705461

Última actualización 25/11/2016