Distonía cervical

La distonía cervical, también denominada tortícolis espasmódica, se presenta con espasmos intermitentes o continuos de los músculos del cuello, y a veces de los hombros, que hacen que la cabeza adopte una postura anormal. Este problema neurológico que afecta al movimiento se establece gradualmente y puede ir acompañado de temblores de la cabeza, dolores de cuello, y también de una elevación del hombro.

 
Cuando las desviaciones de la cabeza son solo ocasionales, puede que el diagnóstico de distonía cervical tarde años. El diagnóstico generalmente lo establece un médico de cabecera o un neurólogo basándose en:

  • los movimientos limitados del cuello del paciente;
  • una posición anómala de la cabeza o del cuello acompañada de temblores;
  • un ensanchamiento de algunos o de todos los músculos afectados.

También es posible realizar un electromiograma (EMG) para medir la actividad de los músculos. La prueba se puede realizar en una consulta médica o en el departamento de neurofisiología de un hospital. Esta prueba se hace mediante electrodos adheridos a la piel que registran los movimientos musculares anómalos de la distonía, mientras que el EMG convencional se realiza con agujas finas que se introducen en el músculo.

Frecuente

Es la forma más frecuente de distonía focal.

Entre los 30 y los 60 años

Suele aparecer entre los 30 y los 60 años.

Es un trastorno neurológico del movimiento que se establece gradualmente.

Última actualización 25/11/2016