Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad ginecológica que se produce por la presencia de células semejantes a las de la mucosa uterina que proliferan fuera de ella. Suele producir fuertes dolores e infertilidad en las mujeres que la padecen.

 

La endometriosis es una enfermedad bastante desconocida y por lo tanto infradiagnosticada. La diversidad de los síntomas, la similitud de estos con los de otras enfermedades (menstruaciones y ovulaciones dolorosas, cansancio), incluso la ausencia de síntomas en determinados casos, hacen que el diagnóstico sea con frecuencia difícil. Actualmente la endometriosis se diagnostica en la mujer con un retraso aproximado de cinco años, periodo durante el cual la enfermedad puede evolucionar y producir daños en los órganos afectados.

La endometriosis se puede diagnosticar mediante las pruebas y exámenes siguientes:

  • revisión ginecológica;
  • examen mediante ecografía o RM (prueba de imagen por resonancia magnética), que pueden no ser suficientes para identificar las lesiones endometriales más pequeñas;
  • laparoscopia: es una intervención quirúrgica en la que se realizan pequeñas incisiones en el abdomen para introducir un laparoscopio (un instrumento formado por un tubo largo que lleva una lámpara y una cámara) y que permite establecer el diagnóstico definitivo.

La gravedad de la endometriosis puede variar de mínima a alta.

La endometriosis suele ir acompañada de infertilidad, que se estima que afecta entre un 30 y un 40 % de las mujeres afectadas. La reproducción asistida permite quedarse embarazadas a algunas mujeres afectadas por endometriosis.

10 %

La endometriosis afecta a un 10 % de las mujeres de todo el mundo.

Entre un
30 y un 40 %

de las mujeres afectadas por esta enfermedad presentan una reducción de la fertilidad y necesitan recurrir a técnicas de reproducción asistida.

Última actualización 25/11/2016